Aunque la ciudad debe avanzar es importante respetar a los vecinos. Por eso, te traemos algunas normas de convivencia para ti, Amigo Constructor.

Establezca horarios de construcción, puesto que el ruido excesivo aunque es inevitable se puede moderar.

La construcción debe estar debidamente señalizada, lo que permitirá la seguridad de la población.

Garantice que su proyecto no afectará a las edificaciones aledañas. Haga un acta de vecindad, en la que conste las condiciones físicas originales de cada una de las edificaciones vecinas.

Proteja su construcción y la de los demás. Adquiera una póliza que cubra los daños que puedan llegar a originarse.

Mejore el entorno. Hágale entender a las personas que la construcción será un bien común. Destine un espacio pequeño a la siembra de árboles o la construcción de una vía peatonal, ayudará a la valorización del sector, además de ser un generador de empleo.